martes, 13 de mayo de 2008

Primero lo primero

Multado un australiano por ponerle el cinturón de seguridad del coche a la caja de cerveza y no ponérselo a un niño de cinco años.

Le han obligado a pagar 460 euros de multa, y eso que están en Australia. El hombre se quedó tranquilo, mientras no toquen las garimbas a mi plin, parecía decir mientras los policías se echaban las manos a la cabeza.

Al preguntarle cómo se le había ocurrido llevar las cervezas así, contestó: "Es que la nevera está estropeada". Aclaramos que en Australia está severamente penado llevar cervezas calientes.

Más información en 20minutos.

No hay comentarios: