lunes, 9 de junio de 2008

Heineken del lado de los católicos dispuestos a ofenderse

Señoría estos son los hechos:

1. El Brekindans. Jordi Évole (el follonero) hace un programa llamado "Salvados por la Iglesia", es un programa de dos partes, la primera y la segunda.
2. El Crusaito. Entre otras publicidades, la empresa Heineken muestra anuncios de su cerveza Buckler sin alcohol en los intermedios del citado programa.
3. El Maikelyason. La plataforma Hazte Oir hace una recogida de firmas para enviar a los anunciantes cartas de queja por el programa.
4. El Robocop. Heineken Buckler anuncia que retira la publicidad durante el programa del Follonero.

De todo esto saco varias conclusiones inquietantes: Heineken valora mucho más a sus clientes católicos con ganas de ofenderse que a los demás. Es imposible numerar cuatro elementos sin que te salga lo del chikilicuatre. La cerveza sin alcohol no es cerveza ni es naa.

Me enteré de todo el tema a través de Mus de Gofio.

Otra cosa curiosa, en Youtube se pueden ver vídeos de Salvados, los anuncios de Buckler e incluso a la plataforma Hazte Oir. Todos juntitos pero no revueltos.

3 comentarios:

Migue Mora dijo...

Me río del contenido altamente ofensivo y vejatorio del progama, que no vi, ni he visto. Lo que sí llevo viendo toda mi vida es como los católicos nos daban por el culo a los que no lo éramos. Cómo los chavales sin bautizar se tenían que comer las clases de dóctrina católica por cojones, como la misma iglesia nos condena al infierno, un sitio donde un diablo con patas de carnero nos da latigazos entre llamas.

En cuanto a lo de Heineken, es normal que lo retire. A fin de cuentas, las bebidas alcohólicas funcionan de la misma forma que la religión católico. Cuánto más débil y más ignorante seas, más venden ellos.

vespinoza dijo...

HEINEKEN NO GRACIAS, BEBE DORADA, TROPICAL, REINA, CORONITA... La empresas que ceden al fundamentalismo no molan nada

NEXUS 6 dijo...

Recuerdo aquellos años de rapaz curioso, donde cualquier duda religiosa era tajntemente contestada con un "Dogma de Fe" pero a los chicos hindues que estaban en mi clase no les obligaban y era un colegio catolico apostolico y romano,
no lo digo por envidia, sino por libertad de expresión, aunque claro practicar libretad de expresión era igual a ir a ver al director del centro.